UTEP presentó propuestas para afrontar la crisis y lamentó la ausencia de la Ministra de Hacienda

AUDIO: SOLEDAD CORREA (SECRETARIA GENERAL DE UTEP)

{mp3} correa19092019{/mp3}

 

Luego de reclamar porque no se había convocado a los sindicatos del sector público, representantes de la Unión de Trabajadores de la Educación Pública de San Luis (UTEP-SL) se reunieron este miércoles, junto con otros gremios, con ministros del Gobierno.

El encuentro se produjo en el marco de las reuniones “sectorizadas” del Consejo Económico y Social, previas al Plenario que, en principio, se realizaría la próxima semana.

El sindicato de la educación concurrió con varias propuestas ya elaboradas para elevar a los funcionarios provinciales.

La secretaria general de UTEP, Soledad Correa, destacó la posibilidad que se le dio a los gremios “para poder decir muchas cosas que no tenemos la posibilidad de decirlas la cantidad de veces que quisiera”. Aunque remarcó: “Estaban casi todos los ministros; pero el que no estaba y hubiese sido interesante que estuviera es la ministra de Hacienda, que es en definitiva quién dice sí o no”.

“Lo que planteamos fue que si se piensa en un plan alimentario, tenemos que pensar en los chicos escolarizados, pero también en los que no están escolarizados. Los chicos están abandonando la escuela; pensar que la escuela es el lugar que va a llegar a todos los niños, es un error. Hay que pensar en llegar a los jóvenes y niños que están en la ciudad, pero también a los que están en la ruralidad”, remarcó la sindicalista.

Al mismo tiempo, resaltó que la aplicación de políticas alimentarias no puede ser pensada solo para el ámbito escolar, o con las escuelas como centros exclusivos de identificación de los problemas alimenticios de los chicos, porque en pocos meses terminan las clases.

“Pensar en comida, hoy es un paliativo. Y si se va a empezar en el próximo mes, hay que pensar en algo que se sostenga durante las vacaciones y que se sostenga en el tiempo, porque el hambre no se pasa de un día para otro o con una comida”, sentenció.

En este sentido, consideró que sería muy importante que una política alimentaria sea acompañada por los distintos sectores, por ejemplo los intendentes: “Cada Municipio de la provincia debería hacerse responsable de la distribución de los alimentos para los niños y jóvenes más vulnerables. Sobre todo en la ruralidad”.

Además, el gremio pidió que los merenderos provinciales “se transformen en comedores” para asistir a los chicos que abandonaron las escuelas.

UTEP presentó propuestas para afrontar la crisis y lamentó la ausencia de la Ministra de Hacienda

AUDIO: SOLEDAD CORREA (SECRETARIA GENERAL DE UTEP)

{mp3} correa19092019{/mp3}

 

Luego de reclamar porque no se había convocado a los sindicatos del sector público, representantes de la Unión de Trabajadores de la Educación Pública de San Luis (UTEP-SL) se reunieron este miércoles, junto con otros gremios, con ministros del Gobierno.

El encuentro se produjo en el marco de las reuniones “sectorizadas” del Consejo Económico y Social, previas al Plenario que, en principio, se realizaría la próxima semana.

El sindicato de la educación concurrió con varias propuestas ya elaboradas para elevar a los funcionarios provinciales.

La secretaria general de UTEP, Soledad Correa, destacó la posibilidad que se le dio a los gremios “para poder decir muchas cosas que no tenemos la posibilidad de decirlas la cantidad de veces que quisiera”. Aunque remarcó: “Estaban casi todos los ministros; pero el que no estaba y hubiese sido interesante que estuviera es la ministra de Hacienda, que es en definitiva quién dice sí o no”.

“Lo que planteamos fue que si se piensa en un plan alimentario, tenemos que pensar en los chicos escolarizados, pero también en los que no están escolarizados. Los chicos están abandonando la escuela; pensar que la escuela es el lugar que va a llegar a todos los niños, es un error. Hay que pensar en llegar a los jóvenes y niños que están en la ciudad, pero también a los que están en la ruralidad”, remarcó la sindicalista.

Al mismo tiempo, resaltó que la aplicación de políticas alimentarias no puede ser pensada solo para el ámbito escolar, o con las escuelas como centros exclusivos de identificación de los problemas alimenticios de los chicos, porque en pocos meses terminan las clases.

“Pensar en comida, hoy es un paliativo. Y si se va a empezar en el próximo mes, hay que pensar en algo que se sostenga durante las vacaciones y que se sostenga en el tiempo, porque el hambre no se pasa de un día para otro o con una comida”, sentenció.

En este sentido, consideró que sería muy importante que una política alimentaria sea acompañada por los distintos sectores, por ejemplo los intendentes: “Cada Municipio de la provincia debería hacerse responsable de la distribución de los alimentos para los niños y jóvenes más vulnerables. Sobre todo en la ruralidad”.

Además, el gremio pidió que los merenderos provinciales “se transformen en comedores” para asistir a los chicos que abandonaron las escuelas.