VAR en los penales y cuarto cambio: las novedades reglamentarias que ofrecerá la Superfinal

La Superfinal de Copa Libertadores de América entre River y Boca viene acompañada de cambios sustanciales en su definición desde el punto de vista reglamentario, que se deberán tener en cuenta si no hay un ganador al final de los 90 minutos. Esta será la última vez en la que se disputarán dos encuentros para definir al campeón; la próxima edición se jugará a un solo encuentro y en un país neutral (Chile).

 

Primera gran diferencia respecto a las etapas previas: no se toman como “doble” los tantos anotados en condición de visitante. En esta final la reglamentación de CONMEBOL resolvió que, si los equipos continúan empatados, habrá dos tiempos suplementarios de 15 minutos y, en caso de persistir la igualdad, se definirá en la serie de penales.

 

El reglamento les permitirá realizar un cuarto cambio a ambos equipos en tiempo adicional. La regla nos dice en su espíritu y letra que “se puede utilizar un jugador sustituto adicional si el partido llega a la prórroga”.

 

La definición desde los 12 pasos es el último plan de desempate. La última vez que la Copa Libertadores necesitó de los penales fue en la edición de 2013, en la que Atlético Mineiro derrotó a Olimpia de Paraguay.

 

Si se llega a la definición desde el punto penal, hará su debut el VAR en dicha instancia. La cooperación de la humano/tecnología deberá controlar e informar al árbitro si ocurriera una infracción.

 

El árbitro recibirá la asistencia del VAR en relación a la definición por penales en las siguientes situaciones:

–Infracciones cometidas por el guardameta (como el adelantamiento)

–Infracciones cometidas por el lanzador durante la ejecución del penal

El árbitro Andrés Cunha es la única persona que tomará la definición definitiva; el VAR, en manos de otro uruguayo (Leodán González) tendrá el mismo status que el resto del equipo arbitral y solo informará.

 

Fuente: Infobae