Vecinos de Tilisarao piden justicia por la muerte de un chico a causa de una supuesta mala praxis

Un nutrido grupo de vecinos de Tilisarao realizaron una marcha este domingo para pedir justicia por la muerte de un adolescente de 15 años, a causa de una supuesta mala praxis en el hospital de la localidad.

Los manifestantes partieron de la plaza San Martín y llegaron hasta la puerta del Hospital para pedir la renuncia del director y de los profesionales médicos que atendieron al joven previo a su fallecimiento.

El joven se llamaba Carlo Fabián Devia y era estudiante del primer año del secundario de la escuela 251 “Santiago del Estero” de Tilisarao. Falleció el miércoles de la semana pasada, tras pasar varios días internado en el Complejo Sanitario San Luis.

A través de las redes sociales, su mamá, Roxana, había convocado a la marcha y expuso las razones por las que acusa a los médicos de la localidad de mala praxis.

“Concurrí al hospital de Tilisarao con mi hijo por primera vez el martes 24 de septiembre del corriente año por la noche, porque él tenía fiebre y dolor en una rodilla; le pusieron un termómetro que marcó 39 grados y medio de fiebre. Sin revisar su rodilla el diagnóstico del doctor Rodríguez fue que estaba incubando una gripe vieja; le dieron ibuprofeno y lo mandaron a mi casa. En ningún momento la fiebre cedió”, detalló la mujer en la carta que fue posteada por Radio G.

La publicación sigue: “El miércoles 25 de septiembre del corriente volví a asistir con mi hijo; lo entramos al hospital prácticamente alzando con fiebre y dolor de rodilla. Lo atendió el dr Luis Gallo, su respuesta fue que quizás tuviera un golpe pero no lo revisó… sugirió que hiciera una interconsulta con un traumatólogo y para la fiebre que no cedía; le dio nuevamente ibuprofeno, llevaba mi hijo dos días con casi cuarenta grados de fiebres y sólo le daban ibuprofeno, me dijeron q sólo atendían urgencias y los 40 grados de fiebres de mi hijo no lo eran???”.

Al día siguiente, agregó la mujer, “volví a llevar a mi hijo, lo atendió la dra Villalón, lo bajaron en silla de ruedas, me acompañó una vecina, le hicieron unos análisis lo dejaron sentado en una silla y a los 15 minutos nos mandaron a casa nuevamente y con ibuprofeno”.

“Durante esos tres días mi hijo tuvo 39 o 40 grados de fiebre que nunca bajó y un dolor insoportable en su rodilla que lo hacía suplicar y llorar”, contó Roxana.

“El viernes 29 de septiembre lo volví a llevar recién ahí alguien lo revisó, lo internó y lo asistió y al manifestar que en su rodilla no tenía nada bueno lo derivó al policlínico regional de San Luis”, indicó.

La mamá de la víctima agradeció a los médicos que lo atendieron en San Luis, pese a que no pudieron salvarle la vida.

“Marcho para que ningún otro niño y ninguna otra madre como yo tenga que sentir abandono y para que en la salud pública recibamos atención”, sentenció la mujer en su posteo.