Veintidós denuncias por acoso y un femicidio anunciado: la mamá de Paola Tacacho acusa al gobernador de Tucumán de proteger al juez que liberó al asesino

El 30 de octubre del año pasado Paola Tacacho, una profesora de inglés de 32 años, fue asesinada a puñaladas en Tucumán por Mauricio Parada Parejas, un exalumno que la acosaba desde 2015 y que después de matarla se suicidó. A siete meses del femicidio, ni el juez que había liberado al asesino ni los fiscales que intervinieron en todos los procesos recibieron ninguna sanción. “Hoy, me siento impotente y avasallada”, expresó Mariela, la mamá de la víctima.

El magistrado Francisco Pisa recibió siete pedidos de juicio político por haber sobreseído al acosador de Paola Tacacho, que después se convirtió en femicida. Sin embargo, 14 días antes de que esto ocurriera, el juez ya le había presentado su renuncia al gobernador Juan Manzur para jubilarse. Entonces, empezó a correr el reloj para todos los protagonistas.

En un video para TN.com.ar, la mamá de Paola Tacacho contó que se contactaron en ese momento con el gobernador para pedirle que no le aceptara la renuncia a Pisa. Sin embargo, a punto de que venciera el plazo, Manzur la aceptó y todo volvió a quedar en manos de la comisión de juicio político que decidió “clausurar” el proceso.

“Esto es algo arbitrario”, remarcó indignada la mujer, y explicó que de acuerdo con la ley vigente en la provincia, lo que correspondía era que los legisladores lo suspendieran. La diferencia es tan solo una palabra, pero las consecuencias son radicalmente distintas. Si el trámite se suspende es por un tiempo estipulado, en este caso de 60 días. Pero, al clausurar las actuaciones, ya no se las puede retomar.

“El gobernador (Juan Manzur) y los legisladores siguen maniobrando para proteger a uno de los responsables del femicidio de mi hija”, subrayó Mariela, haciendo referencia al juez que absolvió a Parejas en una de las 13 causas iniciadas por Paola para denunciarlo por acosos, amenazas y hostigamiento. “Fue un fallo repudiable”, agregó sobre aquella resolución.

El crimen ocurrió la noche del 30 de octubre alrededor de las 21, en la calle Monteagudo al 500, cuando la víctima salió del gimnasio y el agresor la sorprendió, atacándola por detrás y apuñalándola con un cuchillo en distintas partes del cuerpo. Una cámara de seguridad captó ese momento y después, el fallido intento del femicida por escapar hasta que, acorralado por un grupo de vecinos, terminó clavándose el puñal en el pecho y también murió. Esa fue la crónica de un femicidio que había sido más que anunciado.

“Mi hija hizo todo lo que tenía que hacer”, aseguró la mujer. Después precisó: “Hizo 22 denuncias pero solo se contabilizan 14, y solo una de ellas fue elevada a juicio”. Pese a todo, nada evitó que Parejas se mudara a pocas cuadras de la casa de Paola y la siguiera amenazando hasta que, ese trágico viernes, finalmente cumplió con su palabra y la mató.

A 6 años de Ni Una Menos, matan a una mujer cada 35 horas

El grito Ni Una Menos, lanzado desde la Argentina y extendido como marea en distintas regiones del mundo reclamando políticas públicas y compromiso social para frenar la violencia femicida, cumple este jueves su sexto aniversario. Las últimas cifras oficiales sobre femicidios, difundidas el fin de semana por la Oficina de la Mujer de la Corte, revelan que el año pasado hubo 251 víctimas, es decir, hubo al menos 251 hombres que mataron mujeres y trans travestis.

El Registro Nacional de Femicidios fue uno de los reclamos escuchados en la Plaza del Congreso el 3 de junio del 2015, inicio del Ni Una Menos, y uno de los primeros en concretarse en política pública.

Fuente: TN

× Whatsapp