Vicky Xipolitakis volvió a sorprender en Masterchef Celebrity con su ingenioso método para destapar una cerveza

Vicky Xipolitakis está aislada en su domicilio tras haber dado positivo en el test de coronavirus. Sin embargo, como Masterchef Celebrity tiene un par de semanas adelantadas en sus grabaciones, en la noche del martes la griega volvió a sorprender con sus habilidades. Claro, esta vez, no fue por el plato que le tocó elaborar sino por la particular manera en que se las ingenió para destapar una botella de cerveza.

El desafío planteado por Santiago del Moro en el reality de gastronomía de Telefé no era nada simple. Para empezar, los concursantes debían participar de una subasta por distintos cortes de cerdo, entregando a cambio de ellos parte de la hora y media con la que contaban para su preparación. Así las cosas, Vicky se quedó con una bondiola que tenía que presentar lista frente al jurado compuesto por Donato De Santis, Damián Betular, Germán Martitegui y Gastón Riveira, dueño de la parrilla La Cabrera, como chef invitado, en un plazo de 50 minutos.

“Me comí un sandwich de bondiola en la costanera y estaba delicioso”, dijo Xipolitakis al llevarse su pieza de cerdo a la isla. Sin embargo, la vedette parecía tener muy en claro lo que quería cocinar con ella. ¿Cuál fue el plato elegido? Una bondiola de cerdo a la cerveza y miel, acompañada de puré de manzanas con almendras y miel, a la que denominó “Con mucho amor”. Y, apenas comenzó a correr el cronómetro, puso manos a la obra.

Sin embargo, en pleno proceso de elaboración de su receta, Vicky tuvo dificultades con un destapador. “No puedo abrir la botella con el abridor, no puedo, no puedo…Y me acordé que muchos hombres abren la cerveza con el cuchillo. Así que hice ta, ta, ta y lo logré abrir. No sé cómo, porque en mi vida abrí una botella así”, explicó luego de sacarle la tapa a golpes de cuchilla. Y este momento épico fue furor en las redes sociales.

“Era tal la desesperación y el apurarme porque tengo que cocinar y tengo que hacer las cosas, que por poco la abro con la boca”, dijo la vedette, mientras mostraban imágenes en las que se las veía cocinando la carne en la sartén, mientras del pico de la botella salía la espuma de la cerveza. Pero, finalmente, Xipolitakis pudo terminar su plato quince minutos antes de que se le acabara el tiempo.

Entonces, la griega estuvo en una disyuntiva, ya que mientras Betular le dijo que no quería “comer frío” y le alentó a que pusiera sus platos en el horno, Martitegui la regañó diciéndole que así el cerdo se iba a secar. “¡Siempre lo mismo!”, le gritó el chef. Finalmente, a la hora de la verdad, el jurado estuvo de acuerdo en señalar que no había sido el mejor día de la griega en la cocina.

“Lograste algo muy difícil, casi imposible, que es que una bondiola quede completamente seca. Todo el proceso que hiciste fue mucho trabajo, porque te vi trabajando con mucho esfuerzo. Pero lo arruinó. Para mí, Vicky no vino hoy”, fue la lapidaria devolución de Germán. Y la griega, apesadumbrada, le preguntó en referencia a ella misma: “¿Y dónde está?”.

Entonces, Riveira le explicó que había cortado la pieza al revés de cómo debía hacerlo para que no perdiera sus propiedades. “Eso hizo que quedara sequita”, agregó De Santis. Y Betular señaló: “Si yo no supera que vos tenías bondiola para usar, diría que no lo es. Esto es como una prueba. Y falta, porque trabajaste pero no lo lograste”. Vicky, que pasó directamente el repechaje del día jueves, se retiró con su delantal gris pidiendo “perdón por este plato”. “Traté de dar lo mejor, disculpas”, concluyó.

TELESHOW