VIDEO | El día que Barrionuevo admitió “llenarle la cabeza” a Elaskar para perjudicar a Cristina

Este jueves se conoció que el exdueño de la financiera SGI, Federico Elaskar, acusó a Jorge Lanata y Luis Barrionuevo de “llenarle la cabeza” para que dé detalles sobre las presuntas las maniobras de lavado de dinero, que originaron la reconocida causa de “la ruta del dinero K”, y complicara la imagen de Cristina Kirchner. “Lo tuve conmigo hasta que habló”, aseguró el líder de gastronómicos y admitió: “Nunca hablé con Lázaro (Báez)”, aunque le aseguró: “Te van a matar, tenés que hablar a la cámara”.

Ayer, ante el Tribunal Oral Federal 4, el financista habló en el marco de la causa denominada “ruta del dinero K”, donde está procesado junto al empresario detenido Lázaro Báez, y que llegó además a sus cuatro hijos, a Leonardo Fariña y 24 personas más, y se refirió al informe emitido por PPT en 2013. En ese sentido, aseveró que fue una operación política contra el gobierno de Cristina (Kirchner), porque querían instalar que el dinero era del kirchnerismo.

“A mí, Luis Barrionuevo y Jorge Lanata me llenaron la cabeza diciéndome que Lázaro Báez me quería matar. Y como yo creía que Báez me debía cuatro millones de dólares, pensé que era cierto que me quería matar. Yo tenía 25 años y acepté decir en televisión lo que ellos me dijeron que dijera. Fue una operación política contra el gobierno de Cristina, porque querían instalar que el dinero era del kirchnerismo”, precisó Elaskar.

Sin embargo, estas podían ser simples frases de un acusado ante el tribunal que lo juzga, sino fuera porque el mismo líder de gastronómicos aceptó esta situación durante una entrevista que realizó, en 2016, en el programa Animales Sueltos. “Yo no conozco al padre, conozco a Elaskar. Yo lo tuve cinco meses a Elaskar. Lo tuve conmigo hasta que habló”, aseguró el extitular del PJ intervenido.

“Había que esperar desde abril a noviembre para que el hombre hable, porque empezaba Lanata y había que filmarlo para que cierre”, continuó el sindicalista y admitió: “Yo trabajaba, el chico estaba al lado, y quería cobrar, pero había dos maneras: o que Lázaro le pague o que hablara”, pero a pesar de que, según dejó entrever, le había asegurado una cercanía con el empresario, admitió: “Yo no tenía confianza con Lázaro, porque nunca hablé”.

Es por eso que aceptó que “Lázaro nunca le hizo una propuesta”, pero: “Cuando vino (por Elaskar) y me dijo: ¿y? Le dije: nada, me dicen que te van a matar”, y resaltó: “Le dije yo: te van a matar, tenés que hablar a la cámara, contá todo y vas a cobrar”, y por si quedara alguna duda, reiteró: “Yo le dije al chico que hable. Entonces, el chico cuando habló, lo llevan a América y a medias le dieron un pedazo al chico”.