VIDEO | Quedó inaugurada la farmacia robótica del Hospital Central Ramón Carrillo

Con el corte de cintas a cargo del gobernador Alberto Rodríguez Saá, la ministra de Salud, Rosa Dávila, y la directora del Hospital Central Ramón Carrillo, María José Zanglá, quedó en funcionamiento este jueves la farmacia robotizada del principal centro sanitario de la provincia.

“Estoy muy contento. Aquí nos encontramos con una enormísima maravilla de la ciencia y la técnica, que es la robotización de la salud”, expresó el mandatario provincial.

 El espacio está ubicado en la planta baja del edificio.

Zanglá afirmó que se trata de la primera farmacia robotizada en una institución de salud pública del país, que provee por medio de su tecnología una dispensación segura, rápida y eficaz de los medicamentos a los farmacéuticos.

“Además, lo que es farmacia hospitalaria, con los servicios ¨Kardex y Pixys¨ es lo que complementa la línea de complejidad robotizada y es lo que hace que sea el único hospital de la salud pública con esta infraestructura”, refirió la presidenta del directorio, respecto al servicio empleado en el sector clínico que abastece a los pacientes de internación.

Gustavo Vincenti, el gerente de la Farmacia Hospital Central precisó: “La farmacia tendrá dos esferas muy importantes; por un lado, el sector de una farmacia como las que conocemos, y por el otro, la farmacia clínica, que tendrá su ingreso por el sector lateral izquierdo”.

Cabe remarcar que los pacientes sin obra social podrán retirar sus medicamentos de manera gratuita para el primer tratamiento y en caso de continuar con lo recetado, tendrán que buscar los remedios en el Centro de Salud más cercano a su domicilio para evitar ir todos los meses al Hospital Central. Quienes sí posean cobertura médica podrán adquirir lo recetado por los profesionales, ya que la institución cuenta con convenios con todas las obras sociales.

Los horarios de atención serán de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 y los sábados de 8:00 a 12:00. A su vez, tendrá atención complementaria, fuera de los horarios previstos, dependiendo el cronograma de los días “turno” que se encuentre en lo estipulado en el ejido de Juana Koslay.