Volver a reunirse con amigos y familiares generó una gran movilización en la provincia

AUDIO: LUCIANO ANASTASI (COORDINADOR DEL MINISTERIO DE JUSTICIA, SEGURIDAD, GOBIERNO Y CULTO)

{mp3}anastasi18052020{/mp3}

 

AUDIO: CRISTIAN CANO (EPIDEMIÓLOGO – PROFESOR DE EPIDEMIOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CUYO)

{mp3}cano18052020{/mp3}

 

Se observó una gran movilización de personas a partir de la flexibilización del aislamiento social anunciada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, el viernes pasado, junto al Comité de Crisis

Las reuniones familiares o con amigos se pueden realizar los sábados y domingos de 11.00 a 19.00. En esos días y horarios está permitido visitar casa de familia y en un número no mayor a 10 personas por hogar, con control de circulación, pero sin tener en cuenta la terminación del documento en par o impar.

Los encuentros entre niños y adolescentes en edad escolar podrán ser de lunes a viernes, de 11:00 a 19:00, en casas de familia y respetando la terminación del documento; que en el caso de los menores de 13 años, el DNI a considerar será el del tutor.

El coordinador del Ministerio de Justicia, Seguridad, Gobierno y Culto, Luciano Anastasi, consideró que “esta medida se tomó en el momento justo, la gente lo necesitaba, sentimos mucho compromiso por parte de cada ciudadano. Sí hubo mucha gente circulando, pero se cumplió con el horario establecido y con los comercios también. Se cumplieron los protocolos y se adaptan a las aperturas paulatinas”.

Además, la policía estuvo presente, cómo todos los días, realizando el control pertinente de circulación y luego de las 19.00, fueron detenidas menor cantidad de personas que en el resto de los días de la semana. “Muchas personas siguieron circulando en horas de la noche por eso hubo procedimientos puntuales y detenidos por infringir las normas”, informó Anastasi.

Por otro lado, el epidemiólogo, Cristian Cano, añadió que “en San Luis se administró bien la flexibilización, fue de a poco y tanteando a ver qué pasa con algunas actividades y la vigilancia sostenida de casos fue primordial”.

Al no registrarse casos positivos en la provincia hace dos meses aproximadamente, el Gobierno permitió estas nuevas medidas, entre otras, que “impone una gran responsabilidad individual, tengo que tener recaudos para que yo no adquiera el coronavirus, como el distanciamiento social, estar cercano a una persona que este cursando la enfermedad y tener contacto con esas gotitas que emite al hablar o toser y otra el lavado de manos permanente”, detalló Cano.

“La flexibilización, en general, es positiva. La sociedad entera está muy comprometida con la situación, de otra forma no hubiese sido posible; además, el cierre de las fronteras y el compromiso que asume la sociedad para llevar adelante este programa ha sido el resultante de que no tengamos enfermos”, agregó Anastasi.

“Nunca las posibilidades son cero, no hay que relajarse, a falta de una vacuna el coronavirus va a seguir circulando y es un virus muy contagioso que en todos los países ha tenido su curva o pico de casos, es difícil contenerlo”, concluyó el epidemiólogo.