Xiaomi 11T Pro vs iPhone 13

Con 24 horas de diferencia, Xiaomi y Apple han echado el resto y presentado sus nuevos púgiles en la arena: la familia 11T frente a los nuevos iPhone 13. Diferentes precios, diferentes enfoques, distintas intenciones.

Pero, si bien sería de justicia esperar a una comparativa entre los Xiaomi 12 y estos iPhone 13, hemos decidido medir cara a cara al pequeño de la familia Apple —con permiso del iPhone 13 Mini— ante el 11T Pro de Xiaomi. Conozcamos cuál es más completo en su oferta y qué diferencias clave presentan cada uno.

Xiaomi 11T Pro frente a iPhone 13 Mini

XIAOMI 11T PROIPHONE 13
PANTALLAAMOLED de 6,67” Ratio 20:9
Refresco adaptativo de 120Hz
Refresco táctil de 480Hz
Brillo máximo de 1.000 nits/800 nits normal
Contraste de 5.000.000:1 395 ppp
TrueColor
HDR10+
OLED Retina de 6,1 pulgadas Ratio de 19.5:9 Refresco de 60Hz Brillo máximo 1200 nits (HDR)/800 nits normal 460 ppp True Tone
RESOLUCIÓNFullHD+ a 2.400 x 1.080 píxeles2.532 x 1.170 píxeles
RAM8 / 12 GB RAM LPDDR4X6 GB
SOCQualcomm Snapdragon 888 de 5 nm GPU Adreno 660Apple A15 Bionic de 5 nm GPU de 4 núcleos Neural Engine de 16 núcleos
SISTEMA OPERATIVOMIUI 12.5 basado en Android 11iOS 15
ALMACENAMIENTO128 / 256 GB UFS 3.1128GB, 256GB y 512GB
OTROSRanura Micro SDcard DualSIM Grado de resistencia IP53 Lector de huella en pantalla LiquidCool (disipación de calor mediante cámara de vapor)eSIM DualSIM Grado de resistencia IP68 Face ID Spatial Audio
CÁMARA TRASERA– Sensor principal: 108 MP f/1.75 OIS
– Ultra gran angular: 8 MP f/2.2 120º
– Sensor telemacro: 5 MP f/2.4 7 centímetros OIS
– Sensor principal: 12 MP f/1.6 OIS, QuadLED flash – Ultra gran angular: 12 MP f/2.4, campo de visión de 120°
CÁMARA DELANTERA16 MP f/2.4512 MP f/2.2 True Depth
BATERÍA5.000 mAh Carga rápida de hasta 120 W Cargador incluido Adaptador de auriculares incluido3.095mAh Carga inalámbrica hasta 15 W Carga rápida hasta 18 W (adaptador no incluido)
AUDIO2 altavoces Karman/Kardon (sonido 360º) Compatibilidad con Dolby Atmos, certificado Hi-Res Audio Adaptador de auriculares incluido2 altavoces estéreo Dolby Atmos
CONECTIVIDAD ALÁMBRICAUSB-CLightning
CONECTIVIDAD INALÁMBRICAWi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/6, dual-band, hotspot LTE Gigabit 5G Bluetooth 5.2 NFC GPSWi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/6, dual-band, hotspot LTE Gigabit 5G Bluetooth 5.0 NFC GPS
COLORES3 opciones (gris, azul y negro)5 opciones (rojo, blanco, negro, azul y rosa)
DIMENSIONES Y PESO164.1mm x 76.9mm x 8.8 mm 204 g146,7 x 71,5 x 7,6 mm 176 g
PRECIODesde 649 eurosDesde 909 euros

Pantallas, a revisión

Y comenzamos por la pantalla. El 11T Pro monta un panel AMOLED, frente al muy consolidado panel OLED Retina de Apple. Si bien el terminal de Apple cuenta con una densidad de puntos por pulgada superior, hay que tener en cuenta que el de Xiaomi eleva la apuesta, de 6,1 a 6,67 pulgadas.

Esta diagonal de 16,9 cm es el responsable de esta reducción ya que, de manera efectiva, ambos ofrecen resolución FullHD+. Una talla mayor que también redunda en más peso, cabe señalar, pero que garantiza una experiencia eminentemente más visual.

Donde sí se aventaja el 11T Pro es en la tasa de refresco: 120 Hz se notan, vaya que sí. Esa tasa de refresco solo podemos encontrarla en el iPhone 13 Pro, un modelo que parte con un precio de salida de 1.150 euros y que ofrece una tasa de refresco variable de 10 a 120Hz. No sería de justicia enfrentarlo a un terminal que cuesta casi la mitad de precio.

En resumen, Xiaomi mejora en contraste —pese a contar con un pico de brillo inferior— y gana en experiencia de usuario, sacando un “excelente” en la mayoría de tests de DisplayMATE.

Procesador: potencia y control de la misma

El popular Qualcomm Snapdragon 888 es ya un viejo conocido. Con litografía de 5 nm, su tasa de consumo eléctrico es algo superior que la del refinado A15 Bionic, fabricado en un proceso mejorado que denominan 5 nm+.

Sin embargo, con 2 núcleos extra que alimentar, el desempeño general del 888 es bastante similar y, en procesos de alta exigencia, el A15 Bionic saldrá ganando. Esto es así porque la velocidad de reloj del 888 se queda ligeramente por detrás: 3200 frente a 2840 MHz.

Su motor de IA de sexta generación compite cara a cara con el Neural Engine de 16 núcleos capaz de, según Apple, procesa 15,8 billones de operaciones por segundo. Como fuera, los 15,8 TOPS (teraoperaciones por segundo) del A15 quedan bastante por detrás de los 26 TOPS del Snapdragon 888.

Este menor ancho de banda también se aprecia en la capacidad de procesamiento de video. Las limitaciones del A15 se costantan frente al ISP de triple clúster de Qualcomm: el SoC propietario de Apple solo alcanza las 4K con HDR a 60FPS frente a la resolución 8K a 30 FPS o el ídem 4K HDR a 60FPS del 11T Pro.

Si nos fijamos en otros detalles menores, el protocolo Bluetooth del 888 es un 5.2 mientras que el A15 se conforma con la generación Bluetooth 5.0. Ambos procesadores están a un nivel parejo, se puede concluir.

Cámaras, luces y acción

El hardware queda esta vez relegado a un segundo lugar a favor de un software más eficiente, inteligente y capaz. Dicho de otra forma, la fotografía computacional gana la partida.

Sobre el papel, el iPhone 13 cuenta con dos sensores, un gran angular de 12 megapíxeles y óptica de 7 elementos con valor de apertura f/1.6 y un ultra gran angular con sensor de 12 megapíxeles, óptica con valor de apertura f/2.4 y campo de visión de 120º. No hay modo ProRAW pero sí estabilización óptica.

La cámara del 11T Pro opta por otra composición de cámara basada en 3 sensores. Un sensor principal de 108 megapíxeles, óptica con valor de apertura f/1.75, fotodiodos de 2,1 µm e interpolación Super Pixel 9 en 1. Un ultra gran angular con sensor de 8 megapíxeles, óptica con valor de apertura f/2.2 y ángulo de visión de 120º y un telemacro con sensor de 5 megapíxeles, óptica con valor de apertura f/2.4 y enfoque automático a una distancia mínima de 3 cm.

Ambos terminales, como vemos, se manejan en valores aproximados. A Xiaomi se le ha reprochado no pocas veces de distorsionar demasiado los tonos de piel; parece que en este particular han trabajado duro. Apple, por su parte, ofrece cuatro estilos de temperatura de color. Modos como el time-lapse, modo noche, HDR o la corrección de lente están integrados dentro del software de ambos terminales.

A falta de una comparativa directa, sobre el papel es imposible estimar qué móvil rendirá mejor. A un lado tenemos la veteranía y buen hacer de Apple. Eso sí, conviene no olvidar la nota que DxOmark le otorgó al Mi 11 Ultra, tildando hace apenas tres meses de “mejor cámara trasera de la historia”.

Batería, el eterno enigma

Y tenemos que cerrar, como no podría ser de otra manera, con los tiempos de carga, un aspecto crucial que determina la experiencia diaria de un usuario.

El Xiaomi 11T Pro cuenta con la cacareada carga rápida de 120W, un proceso en el que la compañía ha insistido que no hay degradado alguno, más allá del habitual. La batería se mantiene al 100% de su capacidad tras 500 ciclos y desciende al 80% tras 800 ciclos de carga —aproximadamente 2 años de vida—. 34 medidas de seguridad y el estándar de TÜV Rheinland certifican que no hay nada que temer, e incluso que el smartphone puede cargarse a temperaturas de 10 grados bajo cero.

A través del cargador oficial, suministrado en la caja, 10 minutos de carga equivalen a estos valores de autonomía:

2 horas de grabación de vídeo a 100p

7 horas de reproducción de vídeo

11 horas de conversación telefónica

5 horas navegando

Apple nunca ha sido amiga de ofrecer cifras exactas de batería, e incluso elude este debate a favor de la optimización en gestión de apps. Xiaomi ha puesto sobre la mesa sus datos: dos slots de 2.500 mAh.

En cambio, las especificaciones del iPhone 13 se focalizan en tiempos de uso aproximados. Los 3.095mAh aún no han sido confirmados por la compañía de Cupertino:

Hasta 19 horas reproduciendo vídeo.

Hasta 15 horas viendo streamings.

Hasta 75 horas reproduciendo audio.

La carga se realiza mediante el cable suministrado y también se ofrece carga inalámbrica MagSafe de hasta 15 W y carga inalámbrica Qi de hasta 7,5 W. Ambos se venden por separado. En conclusión: un apartado donde Xiaomi sabe sacar una notable ventaja.

Fuente: mundoxiaomi

× Whatsapp