Zanella busca que la justicia acelere el proceso de venta de su marca a Corven Motos

AUDIO: SOLEDAD FRAIRE (APODERADA DE ZANELLA)

{mp3}fraire12022020{/mp3}

 

Luego que el Juzgado Penal N°3 de San Luis, a cargo de Virginia Palacios, desestimara la medida cautelar que impedía avanzar en la venta de la marca Zanella a la empresa IMSA/Corven – perteneciente al grupo Iraola -, desde la firma vendedora buscarán que la Justicia acelere con el proceso de comercialización.

La apoderada de Zanella, Soledad Fraire, adelantó en FM Ciudad que concurrirán a la justicia “para que actúe de manera inmediata y así podamos cumplir con el compromiso asumido con IMSA y, sobre todo, con los trabajadores de poder continuar con su fuente de trabajo y sus ingresos diarios”.

En noviembre del año pasado, Zanella llegó a un acuerdo con Corven Motos para venderle su marca y un depósito. A cambio, la compradora se comprometió a mantener la producción y la fuente de trabajo en la planta de la provincia de San Luis.

El proceso de venta se vio obstaculizado por la presentación de la medida cautelar de la firma La Emilia – propietaria de Motomel -, que aseguró tener una oferta superadora que no había sido evaluada.

La comercialización de los activos de Zanella había sido aprobada por la Justicia Civil de San Luis, trámite que se debía cumplir por el concurso de acreedores en el que se encuentra la fabricante de motos. Sin embargo, el cuestionamiento judicial de La Emilia frenó la venta.

Ahora, desde Zanella esperan aceleran los tiempos y concretar la venta. Mientras tanto, la planta de San Luis, que cuenta con 55 trabajadores, se encuentra inactiva.

“La intención de La Emilia fue de dilatar, obstaculizar, generar algún atropello…nunca hicieron una oferta por los activos de Zanella; solo fue una operación mediática y judicial”, sostuvo la apoderada.

× Whatsapp